¿Será bueno darle otra oportunidad al EX?

¿Será bueno darle otra oportunidad al EX?

EX, significa que:

  • Ya no es.
  • Que fue algo, pero hoy no.
  • Que hay razones para que sea ex.
  • Todo y toda ex esta asociado a dolor, frustración, tensión, falta de compatibilidad, compromisos débiles, sentimientos de inseguridad, apatía, inmadurez, escogerse por las razones incorrectas, haberse movido por atracción, confundir divertido con bondad, en fin, muchísimas cosas más.

Todo ex tiene una historia, que se mueve entre luces y sombras, de acá la importancia de estar claros:

  • ¿Qué fue lo que paso?
  • ¿Por qué paso?
  • ¿Cómo y con qué frecuencia paso?

Estas preguntas son vitales para hacer un análisis realista, que este por encima de las emociones, sobre todo aquellas que nos hacen sentir grandes vacíos cuando se termina una relación, que nublan la mente y nos hacen creer que las ilusiones que nacen en la soledad, son reales, olvidándonos de caer en la cuenta que nos cuesta tanto aceptar la realidad, que miramos al ex desde la negación y la falta de realismo.

Oportunidades…

Es normal que el EX, quiera ser nuevamente su pareja, pero cómo dar una segunda, tercera, cuarta oportunidad. Bueno si se puede toda vez que se cumpla con varios requisitos:

Volver es posible cuando…

  • No tiene que ser basado en una serie de promesas de orden emocional.
  • Implica transformación personal y de pareja de todo aquello que no funcionó, que debe ser cortado de raíz para no caer en los mismos patrones.
  • Que cada uno haga un ejercicio de crecimiento personal para asumir sus cuotas de responsabilidad.
  • Sería en el aquí y en el ahora, con los temas resueltos, no se puede volver, esperando que mañana sea mejor, tiene que ser hoy, si no tiene sentido.
  • Es sano, solo cuando el balance de lo negativo y lo positivo tiene un saldo a favor, pero no en emociones si no en acciones de reparación que se pueden ver, medir y tocar, si no para qué.
  • Considere que es posible si hay perdón.

También…

  • También es posible si hay humildad.
  • Además es posible si son capaces de plantear soluciones que hagan de la relación no solo algo nuevo si no algo mejor.
  • Tome en cuenta que es sano si la experiencia de separación los hizo madurar.
  • Es posible si no se regresa con facturas por cobrar.
  • Posible cuando no hay agresión a ningún nivel.
  • y es posible cuando se hace por que vale la pena, no para estar acompañado, pues es mejor una soledad triste que una compañía destructiva.

Si te gusta éste artículo te recomiendo añorar un amor perdido

Si vas a volver que no sea por emociones, si no por que a nivel personal y como pareja son capaces de construir relaciones nuevas y sanas. En las que todo aquello que los llevo a la frustración y la tensión se logra manejar de forma madura, esto implica:

  • Construir una sana comunicación.
  • Aprende a identificar diferencias para poder resolverlas sin problematizarlas.
  • Desarrollar a nivel individual un claro sentido de responsabilidad para poner sobre la mesa la mejor versión de cada uno, pues solo cuando damos lo mejor sucede lo mejor, si van a volver para estar a medias en la lógica de “yo no doy si el otro u otra no da” entonces para qué.
  • Volver no es para competir, sacarse un clavo, o pasar facturas es para construir cosas mejores, que les hagan vivir en un sentido de felicidad que nace en la estabilidad afectiva que cada uno aporta.
Entrada anterior
Vida en pareja, un reto con la llegada de los hijos
Entrada siguiente
Hablemos de Celos

También te puede interesar

Menú
A %d blogueros les gusta esto: