fbpx

Vida en pareja, un reto con la llegada de los hijos

pareja

“Vida en pareja, un reto con la llegada de los hijos”

La vida de la pareja atraviesa muchas etapas, tan solo por el hecho de que con los años las personas van cambiando, no obstante, hay procesos que crean cambios que pueden ser radicales, como un proceso de enfermedad, cambios laborales, y demás, pero uno de los procesos que cambia la vida de la pareja de forma, a veces abrupta, es la llegada de los hijos, esto porque la vida de dos, empieza a ser de tres o más, lo que implica cambios en los horarios, en el presupuesto, en la administración del tiempo, los espacios de la pareja tienen que dividirse entre los hijos, la escuela, las tareas, fiestas infantiles y demás.

La llegada de los hijos, no necesariamente tiene que ser un proceso que cree crisis, todo lo contrario, es una etapa que nutre la vida familiar, dado que aporta múltiples experiencias nuevas, tales como: los logros asociados al crecimiento, las muestras de cariño, sentir como se desarrollan en áreas como el deporte, el arte, la música, etc, cada hijo muestra poco a poco su personalidad y aporta mucho a la vida de la familia.

Te recomiendo leer 10 elementos importantes para mejorar nuestro carácter

No obstante, esto debe aprender a manejarse con equilibrio, mesura y adecuada proporción para poder hacer de la vida en familia, algo bonito, no tenso, por lo que es importante no perder de vista que la dimensión de ser padres, no debe anular la dimensión de ser pareja. Veamos algunos breves consejos:

Coordine horarios

  • Coordine horarios: Es bueno que ambos padres se distribuyan el tiempo de cuidado y supervisión de tareas, llevar los chicos a talleres, clubes deportivos y demás, para evitar que alguno de los dos se canse, o se sienta poco a apoyado, o que los hijos sientan que alguno de los padres no se involucra en sus actividades pues esto crea vacios afectivos, tanto en los hijos como en la pareja.

Es responsabilidad de ambos

  • Es responsabilidad de ambos: Asumir tareas como ponerlos a dormir, cepillarse los dientes, ensañarles a tender la cama, sacar a pasear el perro, alistar el bulto, etc. Si ambos padres se involucran, cada uno de ellos tendrá más tiempo, para poder dedicarle a la pareja, los hijos sabrán que la autoridad es compartida, lo que crea estabilidad emocional, una buena comprensión de los límites y los valores familiares, pero esto requiere que ambos padres colaboren en las tareas de casa y den un buen ejemplo de trabajo en equipo, armonía, sentido de cooperación y corresponsabilidad.

Paseos familiares y salidas de pareja

  • Paseos familiares y salidas de pareja: Es fundamental que los hijos sepan que hay tiempos de los padres y tiempo de los hijos, es bueno que los padres procuren brindar tiempos de descanso, recreación y distracción familiar, pero los padres deben permitirse ser pareja, para salir a cenar, ir al cine, ir al gimnasio juntos, hacer cosas en conjuntos, para mantener vivos los detalles, el deseo de cortejar y mantener vivo el romanticismo y las buenas disposición de pasar tiempo el uno con él otro. Para esto es bueno crear una red de apoyo con los abuelos, los cuñados, para buscar cuidadores idóneos que les dé a los padres la confianza y la libertad de hacer cosas juntos.

Expresiones de afecto distintas y especiales para cada miembro de la familia

  • Expresiones de afecto distintas y especiales para cada miembro de la familia: A veces los padres tienden a ser expresivos con los hijos, así que los besos, los abrazos y los te quiero, son para los hijos, nos olvidamos de la pareja, con el tiempo de dejamos tener detalles con la pareja, no nos damos cuenta si se cambio el peinado, si anda una blusa nueva, o si cambio de perfume, es fundamental, ser sensible y no perder nunca está de vista esta dimensión, para no perder la dinámica activa del amor.

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

También te puede interesar

Entrada anterior
Ya no me gusta el sexo con mi pareja
Entrada siguiente
¿Será bueno darle otra oportunidad al EX?