El pasado de mi pareja

El pasado es personal, no es un tema de pareja

El pasado es personal, no es un tema de pareja. Creo que esto es una premisa fundamental cuando se trata de construir una relación sana.

En alguna medida, para muchas personas, el pasado de su pareja se les hace un mundo en su cabeza. Olvidando una premisa fundamental “El pasado no es presente”. Es así de sencillo, por tanto, no es un tema.

Ahora, tristemente, cuando las personas caminan, cargadas de miedos, inseguridades, prejuicios, ideas distorsionadas sobre el amor, o lo que significa ser pareja.

Hacen reclamos sobre el pasado de su pareja, olvidando el presente, es decir lo que hoy son y lo que han construido. Siendo el presente, en realidad, único criterio válido sobre el cual se puede evaluar una relación.

El pasado de mi pareja

El pasado de mi pareja

Este otro tema quizá pueda interesarte: https://rafaelramoscr.com/pareja/joder-emocionalmente-a-nuestra-pareja/

¡Cuidado el pasado es personal no es un tema de pareja!

Este debe respetarse, en el tanto la historia de vida de cada ser humano, es su historia de desarrollo. Lo que importa es el presente funcional, que nos ha convertido en la persona que somos hoy.

Juzgar a una persona por su pasado, es un acto de agresión, es minimizar su desarrollo, es crear una tensión innecesaria que nos lleva a hacer una serie de preguntas importantes.

  • ¿Tiene sentido estar con alguien, hoy, que por encima de lo bien que lo tratés te juzga por un ayer, donde no estaban juntos?
  • ¿Qué aporta reclamar sobre historias que perdieron vigencia?
  • ¿Cuál es tu necesidad de hurgar en el pasado de tu pareja?
  • ¿Te has puesto en sus zapatos?
  • ¿Creés que esto le hace bien a tu pareja?
  • ¿Será que el problema no es el pasado, si no vos con tus enredos emocionales?

Te invito a revisar este otro artículo: https://rafaelramoscr.com/pareja/a-mi-pareja-no-le-interesa-lo-que-pasa-con-mi-vida/

¿Puedo preguntar sobre la vida afectiva pasada de mi pareja?

La pregunta, creo que sería esta ¿qué sentido tiene? Hoy tu relación funciona, es agradable, constructiva y aporta una sensación de bienestar.

Explorar el pasado afectivo de tu pareja, simplemente es ser invasivos. Esto no tiene mucho sentido, en el tanto, es indagar sobre historias que hoy no tienen vigencia.

El pasado es personal, no podemos perder esto de vista, pero si a vos te mortifica el pasado de tu pareja tendrías que cuestionarte.

  • ¿Por qué esto se vuelve tan importante?
  • ¿En que te afecta?
  • ¿Realmente es un tema trascendental?

Si a vos te mortifica el pasado de tu pareja, causándote problemas e inseguridades el problema lo tenés vos, no tu pareja.

Te dejo este tema complementario: https://rafaelramoscr.com/pareja/un-amor-desgastante/

¿Si hay algún tema pendiente se puede hablar del pasado?

Esto es realmente importante. Si tu pareja tiene algún tema pendiente con su pasado, entonces, tal vez haya cosas que estén vigentes ¿a qué me refiero? Voy a poner un ejemplo.

  • Si una persona arrastra un tema del pasado a su presente, porque no ha habido un adecuado cierre. Evidentemente ya no es pasado, pero habría que valorar si esto afecta o no el presente.
  • Pienso por ejemplo en un proceso previo de separación o divorcio, en el que se tengan temas pendientes respecto a acuerdos económicos, sobre los bienes.
  • Esto justificaría algunas conversaciones, en el tanto podría tener algún impacto en el presente, pero más allá de esto, insistir en el tema es ser invasivo, en un área que es de resolución personal.

¿Qué hacer si tenemos pendientes?

Darle el espacio a la persona, desde la confianza, para que lo pueda resolver.  Comprender las razones por las cuales algún tema no se ha podido cerrar, es importante.

En el tanto, este tema pendiente no afecte la convicción y la certeza de querer construir una nueva relación.

Aún más, que no implique afectaciones a nivel social, económico, afectivo, familiar, u otras áreas.

Esto tiene que verse simplemente como un tema de resolución. Hay que dar el espacio para que la persona pueda resolverlo, desde una estructura de confianza.

Preguntar, cuestionar, señalar, juzgar, criticar, sólo crea una estructura de tensión y poco aporta en el presente.

El pasado de mi pareja

¿Qué es lo importante?

Lo realmente trascendental, es tener en el presente, la convicción de querer construir una relación con bases sólidas.

Desde la convicción, permitirse avanzar desde lo que estamos construyendo hoy. Sin sentirse amenazados por historias pasadas.

Lo que implica respetar el ritmo de la vida, que, bajo el esquema de convicción y certeza, estaría basado en decisiones sanas.

¿Puedo hablar del pasado de mi pareja?

Sí, cuando responda a una necesidad personal de comentar hechos o situaciones. Que, a partir de la historia de vida, han dejado un aprendizaje. Es decir, cuando responda temas que nos marcan hoy una ruta más sana de vida.

No, se habla del pasado, simplemente por hurgar y saber. Pues esto es una posición morbosa.

La premisa fundamental, es si hablar del pasado cuando éste nos aporta algo sano, y nos motiva a seguir adelante.

Si no es así, se respeta la privacidad y la historia de cada uno. Si por alguna razón, se habla del pasado, esto es un tema de respeto.

Que debe ser comprendido como una expresión de confianza y apertura del uno para con el otro u otra. Luego, bajo ninguna circunstancia, puede convertirse en un tema que de pie a reclamos, señalamientos, prejuicios que pueden eventualmente crear heridas emocionales.

¿Si el pasado de mi pareja me mortifica?

Entonces, tendrás que reconocer que estás juzgando y señalando. Cualquier tema sucedido en la vida de una persona que no tenga vigencia hoy, se deja atrás.

Si la otra persona, tiene los temas cerrados, integrados, aceptados, resueltos, es pasado, por tanto, no se toca.

El reto es enfocar toda la energía, en construir en el presente proyectos, metas, valores, principios, que les den cuerpo a nuestras aspiraciones.

Todas nuestras decisiones, debe estar movidas por la sabiduría emocional que nos dan los años, pero movidas y sostenidas en los beneficios del presente. Considerando que toda acción, debe ser sana para ambos.

¿Hurgar en el pasado?

Si hay un tema que genera dudas, conflictos, hay dos niveles de análisis:

  1. Es una duda que nace, a partir de que tu pareja tiene un conflicto emocional real hoy. Por tanto, no sería pasado, es algo no resuelto. Desde esa óptica se puede hablar para apoyar y buscar soluciones.
  2. La otra, es una necesidad emocional desorganizada, basada en miedos, angustias y complicaciones mentales, ideas que nos generan ruido en la cabeza. Muchas veces basada en el morbo, los celos y control u otras áreas de la vida un poco grises. Si esto es así, no tiene sentido hablar. Te toca a vos resolver esta situación y dejar a tu pareja en el presente en paz.

¿Si le pregunto a mi pareja algo del pasado y no quiere responder?

Simple. Te toca respetar. Hay personas que no tienen la necesidad de hablar de lo pasado, de sus experiencias afectivas y sexuales anteriores.

Muchas personas se concentran en una vivencia del presente. Tomando el aprendizaje y moldeando su forma de ser y estar en la vida, en sus relaciones desde la madurez, sin conflictos.

Por tanto, no tienen la necesidad de volver atrás, entonces, si se pregunta, y la otra persona no quiere responder “se respeta”.

No podemos manipular a la otra persona, haciéndole creer que no hablar del pasado, es falta de confianza, libertad y transparencia.

¡No! Todo ser humano, tiene derecho a que se respete su historia, además tiene derecho a ser aceptado, amado, por lo que es hoy.

Te invito a ver este video, con una amiga y colega Maria Elena Badillo de Colombia.

 

¡No te desgastés por el pasado!

Amá, el presente que construyen juntos.

  1. ¿Es realmente trascendente preguntar sobre el pasado?
  2. ¿Considerás que va a aportar algo?
  3. ¿Tenés claro el efecto negativo que esto causa, cuando preguntás sobre el pasado de tu pareja, sin razón válida alguna?

Responder estas tres preguntas, creo que es claves.

  • Antes de abrir la boca, porque la premisa fundamental, es valorar el presente de todo ser humano.
  • Si hoy vemos una estructura de madurez,conciencia de compromiso, en el que se existen sueños e ilusiones, hay multiplicidad de acciones que nos hablan de un hoy sano. El pasado se deja atrás.

Estas cosas se sueltan. Hay que aprender a vivir en el hoy, que se expresa a través del cariño y la intimidad, afectivo – sexual.

Hay que darle valor a los momentos que se construyen juntos, en las anécdotas y las fotografías que quedan en el alma. En lugar de estar viviendo en un guion mental lleno de miedos e inseguridades por el pasado de tu pareja.

Si nuestra pareja hoy tiene una posición psicológica sana

Además, es claramente positiva, constructiva. Día a día en tu presente, deja una estela de paz, cercanía, afecto, calidez, entrega, compromiso. Preguntar es una majadería que te toca a vos resolver.

Si el accionar de tu pareja, renueva la motivación para estar juntos, a través de cada gesto, palabra y acción. Pensar en el pasado y vivir en el es una mortificación. Que se trae abajo cualquier relación, porque es crear conflictos donde no hay necesidad.

¡Valorá el presente de tu pareja!

Todo ser humano está en la capacidad de aprender de la vida, todos y todas hemos cometido errores, hemos tomado buenas y malas decisiones.

Algunos son a partir de su pasado, hoy son la mejor versión de sí mismos. Darle importancia al concentrarse en el hoy de la relación es el camino correcto.

El presente es donde podemos impactar con nuestras acciones para bien, deseando, viviendo, moldeando, todo aquello que esté en nuestras manos.

¡Cuando una persona tiene la necesidad de estar volviendo al pasado!

Tiene que cuestionarse, el por qué. Pues esto es abrumador. Si el pasado de tu pareja te mortifica, el problema lo tenés vos.

El pasado se respeta, el pasado no es presente. No debería asustarte, lo que suma es la convicción y lo que construyen en el día a día de su presente.

Te dejo esta reflexión, espero te ayude en algo.

Te envío un gran abrazo. Nos vemos pronto, pero antes te invito a revisar este otro tema, de una muy buena web: https://www.psicologia-online.com/como-olvidar-el-pasado-de-mi-pareja-3618.html

Dr. Rafael Ramos

www.rafaelramoscr.com

Oficina: 2290-1383.

WhatsApp: 8881-1304

También te puede interesar

Entrada anterior
Terminamos, pero ninguno de los dos se quiere ir
Entrada siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Entradas

Publicaciones recientes

Dejar de extrañar un amor a medias

No hay comentarios
Extrañar un amor a medias, es decir esas relaciones en las que popularmente decimos “siempre hubo algo, pero nunca fuimos…
Menú