Amar con dudas

Yo te amo, pero no confío en vos.

Yo te amo, pero no confío en vos. Qué paradoja más compleja. Pues rompe uno de los ejes centrales del afecto “confianza”. Esto lo explicaré más adelante.

¿Realmente querés iniciar un proyecto afectivo con una persona que no confía en vos? O Por el contrario ¿vos te vas a permitir estarle diciendo a la otra persona: “yo te amo, pero no confío en vos?

Este tema nos puede dar para muchísimo y quiero enfatizar algunos puntos en este comentario.

Vamos por partes, a partir de palabras clave.

Además te invito a revisar este link: https://rafaelramoscr.com/pareja/amor-inestable-como-identificarlo-en-nuestras-relaciones/

Amor sano

Yo te amo, pero no confío en vos ¿Tiene esto sentido?

Inestabilidad: Yo te amo, pero no confío en vos

Yo te amo pero no confío en vos. Da pie a que entremos en una relación profundamente inestable. Puesto que como no hay confianza, y vos decís que amás, pero no confiás, todo se vuelve volátil y cambiante.

Hoy puede que tu nivel de compromiso sea mayor, pasado mañana mucho menor. Hoy tus actitudes son profundamente positivas, mañana son negativas.

Cuando vos decís “yo te amo, pero no confío en vos”. Sé camina entre dudas y miedos, que hacen del amor una verdadera tortura.

Desde esta posición, puede que todo el tiempo pasés cuestionando a la otra persona, esto, claro está, desde tus fluctuaciones emocionales.

Esto se vuelve cansado, inapropiado e inaceptable, si se ama, se confía, si no se confía el amor no sirve.

Interrogatorios: Yo te amo, pero no confío en vos

Cuando vos decís “yo te amo pero, no confío en vos”. Posiblemente vas a abrir paso a una serie de interrogatorios, muchos de ellos absurdos, sin fundamento, por no decir, muchos inapropiados.

Simplemente, porque como tenés un tema de desconfianza, posiblemente todo lo hablás basado en tu imaginación negativa.

Entonces, simplemente vas a acosar, agobiar y cansar a la otra persona. Pero, vos me preguntarás ¿y si tengo razones para no confiar? ¿tengo razones para no creer?

Entonces, o resolvemos el tema, lo diluimos, lo perdonamos y nos comprometemos a una transformación, o de nada sirve amarte. No podemos estar siempre interrogando y cansándonos emocionalmente.

Quizá este otro tema te interese, hablo sobre el rumbo de una relación: https://rafaelramoscr.com/pareja/estoy-en-una-relacion-sin-rumbo-tiene-sentido-hacer-esto/

¿Amar con dudas?

¿Es bonito amarte?

Cansancio: Yo te amo, pero no confío en vos

Amar desde esta posición, “yo te amo pero, no confío en vos”. Sólo genera cansancio emocional.

Pues abre la puerta a que haya múltiples conflictos. Hoy estamos, mañana no, hoy lo damos todos, mañana pongo condiciones sin sentido.

Esto da pie a un ciclo inestable, sin compromiso. Se vuelve muy cansado, tener que estar convenciendo a la otra persona de que confíe, que efectivamente lo vamos a lograr.

Aún cuando hayan pasado por crisis, si hemos hablado de continuar, a partir de ahí hay cambios positivos, que hablan de una transformación, que le da una base firme a la relación, que nos hace ver qué es algo nuevo. Esto es lo que le da pie a la confianza.

Si alguno de los dos no confía y da pie a los temores, a la angustia, el amor se vuelve prácticamente un imposible.

Es cansado vivir entre miedos, dudas, preguntas, que todo lo arruina y agotan el alma, agobiando nuestro corazón.

Desmotivación: Yo te amo, pero no confío en vos

Cuando vos haces esta propuesta “te amo”, pero inmediatamente hacés la afirmación “pero, no confío en vos”. Esto es profundamente desmotivante, desgastante.

  • ¿Cómo sostener la motivación cuando estoy con una persona que no cree?
  • ¿Qué sentido tiene darlo todo, cuando en la base de la relación hay desconfianza?
  • ¿Te has preguntado cómo se siente la otra persona, cuando constantemente estás dudando?
  • ¿Desde dónde se va a sostener el compromiso, si la desconfianza impera?

La construcción de una motivación sana, para establecer una relación, tiene que asociarse a la capacidad de sentirse en paz, sentirnos plenos, seguros no gobernados por el miedo.

Amar y desconfiar, no van de la mano. Crea un proceso de muchísima tensión. El reto es amar y confiar, creer y resolvemos. Todo aquello que a nivel personal y de pareja alimenta la desconfianza.

De no ser así, posiblemente este proyecto afectivo, sea un proyecto muerto. Lleno de ilusiones, pero a la vez cargado de frustraciones, que se aleja profundamente del concepto amor sano.

¿No te das cuenta?

Esto es parte de los efectos negativos propios, de vivir bajo la premisa “yo te amo, pero, no confío en vos”.

Si ésta es tu forma de amar a tu pareja. Ésta va a vivir presa de la inestabilidad, de los interrogatorios y el cansancio emocional.

Por otro lado:

  • ¿A vos te aman de esta forma?
  • ¿Qué pasa con vos, que te permitís ser amado desde esta posición, yo te amo pero, no confió en vos?

Revisa tu forma de estar en una relación con estas preguntas

  • ¿Te parece sano permitirte esto? 
  • Vos querés darlo todo, pero estás con una persona que no confía, que no cree y que todo el tiempo te cuestiona?
  • ¿Es justo este proceso?
  • ¿Has evaluado el daño que te causa o el que le causás a tu pareja?

Cuando una persona se permite ser amada desde la desconfianza, tiene que revisar su autoestima, porque todos nos debemos respeto y compromiso.

¡Que cansado resulta estar todos los días convenciendo a la otra persona de que sí, puede confiar en vos!

¿Disfrutás tu relación?

¿Estás con una persona con la que querés construir un proyecto afectivo? Pero constantemente te dice “yo te amo pero, no confío en vos?

Entonces, asumí esta premisa “El amor no es un proceso de convencimiento para que la otra persona este en paz”.

Vivir, tratando de que tu pareja entienda, comprenda, que puede confiar en vos, es agotador.

Un proyecto afectivo, basado en hacerle ver a tu pareja, que se dé la oportunidad de ver tu bondad todos los días, como un proceso de convencimiento, para evitar el conflicto, y así alejarnos de las dudas, y crear estabilidad. No siempre da buen resultado.

Comprendé algo, la otra persona no confía, por la razón que sea, entonces no te toca a vos convencerlo(a). Frente a esto te toca, cuestionarte a fondo ¿por qué vos tenés como premisa de vida en tu relación de pareja, convencer a la otra persona de que si puede confiar en vos?

Te invito a ver este video:

 

¿Cuántos esfuerzos has hecho?

Posiblemente llevás tiempo amando a tu pareja, aún cuando él o ella te dicen “yo te amo, pero no confío en vos”

¡Estas ahí, poniendo tu creatividad, para crear paz! Haciendo esfuerzos impresionantes, pretendiendo que en algún momento, el corazón de la otra persona se sane.

Hay algo que tiene que quedar claro, cada uno es responsable por procurar su estabilidad emocional y su salud mental.

Desde ahí, abrirse al amor, si alguien no confía, no te corresponde a vos jugar al terapeuta.

Cuidado con asumir un guion de vida construido en la desconfianza de la otra persona, o sujetándote a vivir en un manual de normas y procedimientos para que la otra persona esté tranquila ¿que te pasa vos que te permitís esto?

Analizá el efecto positivo de la confianza.

La confianza crea una elección consciente, basada:

  • En el bienestar.
  • Abre paso al disfrute.
  • Fortaleza la serenidad.
  • Crea motivaciones sanas,
  • Ayuda a que tengás certeza.
  • Se asocia la relación a la convicción.
  • Estimula la capacidad de compromiso.
  • Nos clarifica el por qué estamos juntos.

Vivir en esta premisa “yo te amo, pero no confío en vos” No es sano, no da buen resultado.

Tenés que abrir espacio para sanar tu corazón y hacerlo pronto, porque puede que todo se arruine.

¿Te permitís vivir en una relación donde todo el tiempo te dicen yo no confío en vos, por encima de tus esfuerzos?

¡Llego el momento de revisarlo a fondo.

Te dejo este otro link de este blog: La mente es maravillosa: https://lamenteesmaravillosa.com/la-desconfianza-en-la-relacion-de-pareja/

Espero que este artículo sea de tu agrado, que te ayude a pensar en esto. Un abrazo y como siempre, nos vemos la otra semana.

 

Dr. Rafael Ramos.

www.rafaelramoscr.com

Oficina: 2290-1383.

WhatsApp: 8881-1304.

Entrada anterior
El fantasma de mi ex y nuevas oportunidades
Entrada siguiente
Terminar de forma sana

También te puede interesar

Menú
A %d blogueros les gusta esto: