No puedo darle más oportuniades

No puedo darle más oportunidades

No puedo darle más oportunidades, es un proceso que implica tomar una decisión: Se cierra un ciclo, para abrir nuevos ciclos:

  • Historias nuevas.
  • Retos personales diferentes.
  • Ampliar nuestros círculos sociales.
  • Nuevas personas.
  • Sanar heridas
  • Celebrar lo aprendido.
  • Recuperar la oportunidad de volver a decir “Sí”, esta vez más consciente.
  • Abrirse al amor, desde el aprendizaje.

No puedo darle más oportunidades, es un proceso, que si bien  no es sencillo, quizá va a implicar dolor, pero sí lo revisamos bien:

  • ¿Cuántas oportunidades diste?
  • Creo que, con cada una de ellas, las esperanzas deberían disminuir.
  • Si esto es así, tomar esta decisión, debería no ser un dolor que te arrastre al hueco más oscuro que podás imaginar.
¿Cuántas oportunidades?

El amor no tiene que ser perfecto, pero requiere compromiso

Si diste muchas oportunidades ¿realmente había amor? Bueno ¿podríamos llamar a esto realmente amor?

Te invito a revisar este link: https://rafaelramoscr.com/pareja/te-lo-prometo-esta-vez-va-en-serio/

No puedo dar más oportunidades: Es una liberación

De hecho, el tema encierra una paradoja. Darle más oportunidades a una persona, debería implicar cuestionarnos:

  • ¿Por qué tenemos que dar tantas oportunidades sobre un mismo hecho, sobre un mismo tema?
  • Pareciera no ser del todo lógico.

Ahora ¿por qué vos das tantas oportunidades? Si la otra persona falla una y otra vez, y no aprecia las oportunidades que vos le das ¿Quién tiene el problema más grande?

Menudo conflicto, si solo vemos al otro u otra como él o la culpable de este proceso de multiplicidad de oportunidades.

¿Por qué lo planteo de esta forma? Una oportunidad exige un cambio, si este cambio no se da, entonces ¿por qué llegar a la conclusión, no puedo darle más oportunidades, luego de esfuerzos enormes, o años perdidos?

Quizá este tema te ayude a ampliar los conceptos de esta nota: https://rafaelramoscr.com/desarrollo-personal/comunicacion-efectiva-nosotros-nunca-llegamos-a-nada/

¿Cómo entender qué implica una oportunidad?

El amor no tiene que ser perfecto. Éste es un proceso que se construye por la participación de dos personas, que de una u otra forma, se permiten estar uno al lado del otro.

De esta forma pueden descubrir una serie de hábitos y conductas, que de pronto no contribuyen al bienestar emocional. Es decir no hacen bien a la relación ¿Qué hacer?

  • Modificarlos para crecer.
  • Sufrirlos para estancarse.
  • Quedarse esperando un milagro.
  • Desgastarse hasta el momento de decir ya no más

Ante esta realidad:

  • El primer paso es un diálogo abierto, directo, franco, sincero.
  • Que nos permita tener muy claro el por qué queremos algo y porque no.
  • Desde ahí, entonces analizar si damos oportunidades en el amor, toda vez que haya un ajuste hacia los cambios positivos.

Sin este proceso, es un juego que no tiene mucho sentido, pues es dar oportunidades, a cambio de momentos emocionales, cuyo fundamento serán los temores u otras emociones que te hacen apreciar lo poco que tenés, como si fuera lo mejor de tu vida, y esto es un grave error.

Dar una oportunidad

Implica un proceso consciente de comunicación, en el que uno o ambos, plantean sus deseos.

Luego analizado por los dos, asumen un proceso de crecimiento personal, de lo contrario vamos por caminos separados pues las acciones de uno u otro, están lejos de ser lo que el otro u otra espera, desde ahí, no hay puntos de convergencia.

Llega un momento en el que hay que ser radical

Esto significa: Todos tenemos derecho a analizar los hechos. Desde ahí, entonces confrontarlos con nuestros sueños e ilusiones, correlacionarlos con la realidad, y desde ahí, asumir si aplican o no.

Claro con un enfoque realista, no buscando un cuento de hadas, pero tampoco, viviendo un infierno silencioso, o un infierno ruidoso, no importa, infierno al fin, no sos feliz, por tanto, hay que revisarlo y tomar decisiones.

Quizá, sea duro, a veces aceptar la realidad. Darse cuenta de que vamos en direcciones contrarias:

  • En donde la comunicación no es productiva.
  • El afecto se diluye.
  • Los proyectos no se concretan.
  • Las ilusiones se desmoronan.
  • Los planes se caen.
  • No se encuentra soluciones.
  • Una y otra vez estamos frente al mismo problema.
  • La carga emocional pasó de ser positiva a negativa.

Todo esto lejos de mejorar o crecer, es más complicado, cada vez son más graves, por tanto, llega un momento en el que podemos decir “no puedo dar más oportunidades”. Tenés derecho a esto.

El desapego es clave: https://rafaelramoscr.com/desarrollo-personal/como-hacer-un-proceso-de-desapego-emocional/

Creo que este video te puede ayudar, ante la ruptura ¿Te encuentran o vos dejás que te sigan encontrando?

 

¿Se puede luchar? No puedo darle más oportunidades.

Claro, toda vez que hay un mismo sentir, que se tengan los mismos objetivos. Claro está, asumido el cambio como un proceso de dos, que se dan la oportunidad de hacer las cosas realmente bien.

  • No se puede estar desde la contradicción.
  • Caminar presos de las dudas es muy doloroso.
  • Aportarlo todo sin la garantía del compromiso individual nos deja vacíos.
  • Soñar despiertos, es real, si podemos palpar la convicción que se traduce en acciones.

Todos podemos crecer, hacer del cambio una norma de vida, pero tiene que ser aquí y ahora.

Entrar en juego de oportunidades, que no se concretan no ayuda en nada, no suma nada, no aporta nada, solo nos deja desgastados, simplemente, porque luego de cada conversación, hay un sí, que no se percibe, que no se siente, que no se palpa.

 

¿Vos le hacés bien a tu pareja?

¿Vos estás dispuesto a dar lo mejor?

¡Que duro es construir castillos en el aire! No puedo darle más oportunidades.

El amor puede ser sano, si ambos lo hacen bien, con realismo, ajustándonos a peticiones racionales, válidas, alcanzables. Para ello se requiere tener una sana introspección, que nos permita reconocer que sin desarrollo personal no hay proceso afectivo que se sustente sobre una base sana.

Pero cuando, el amor, se complica, o se asume la solución por parte de los dos, o se va a caminar de forma tal que uno quedará más desgastado que el otro u otra. Pues no se da en una equilibrada, justa y sana reciprocidad.

Muchos construimos castillos en el aire, sin tener claro el por qué estamos con esta persona, solo tenemos una visión llena de ilusiones.

  • Para luego enojarnos con el amor.
  • Nos enoja nuevamente estar solos(as).
  • Sentirnos ansiosos(as) ante los eternos ciclos de rupturas, que se repiten una y otra vez.

La realidad se impone. No puedo darle más oportunidades.

Entonces, hablamos de dudas, confusiones, miedo, contradicción. Nos llenamos la cabeza de ideas sin sentido ¿Por qué así? Los hechos son la clave ¿Por qué dudás?

  • Hay indiferencia ¿Qué vas hacer?
  • Te hablan feo todo el tiempo ¿Vas a permitir esto?
  • Ignoran lo que es importante para vos ¿Te parece sano estar ahí?
  • El maltrato forma parte del día a día de tu relación ¿Es esto, lo que querés para tu vida?
  • Los silencios rompen la comunicación, nada bueno sale de ahí ¿Te das cuenta que estás estancado?
  • Hay gritos que te provocan miedo ¿Te agrada este estilo de vida?
  • Los celos te ahogan ¿Cómo sentirse pleno(a) en un esquema de control?
  • No te dedican tiempo ¿Qué sentido tiene?
  • Hay cambios emocionales que te hacen pasar muchos y malos ratos ¿Cuánto tiempo más lo vas a permitir?
  • Proponés soluciones y solo se crean complicaciones ¿Tu pareja apoya las iniciativas de solución?
  • La rutina y la monotonía se apoderan del día a día ¿Tu pareja quiere resolver esto de una buena vez?
  • No hay calidez ¿Te realiza vivir así?
  • La relación es fría, distante, complicada ¿No te tiene desgastado este proceso?

La realidad es impone, te dejo por acá, este audio, espero te ayude, a ampliar estas ideas.

 

En fin, enredos, dolores, complicaciones. Esto pasa todo el tiempo ¿Por qué estás ahí? Te decís a vos mismo(a).

  • Yo lo quiero.
  • Ella es maravillosa.
  • Es que él me encanta.
  • No sé, es que siento muchas cosas.

Pero, tu día a día ¿Cómo es? “Complicado, vivís atrapado en tristezas profundas”. Entonces, te pregunto ¿Vas a mandar el amor al diablo? O mejor esta otra ¿Cuándo vas a aceptar que tenés que aprender a amar de forma sana?

Bueno para terminar te dejo este link, por acá, está muy interesante: https://lamenteesmaravillosa.com/las-segundas-oportunidades-una-opcion-valida-solo-algunas-parejas/

Espero que esta reflexión te ayude, y nos vemos la próxima semana.

Dr. Rafael Ramos.

www.rafaelramoscr.com

Oficina: 2290-1383.

WhatsApp: 8881-1304.

Entrada anterior
Te lo prometo, esta vez va en serio
Entrada siguiente
La culpa y el miedo me atrapan ¿Te ha pasado? Cuidado

También te puede interesar

Menú
A %d blogueros les gusta esto: