ambiente

Ambiente Erótico, ¿qué es?

El escenario sexual de una pareja lo construyen los dos.

En la vida sexual de una pareja se conjugan muchísimos elementos, por supuesto que son básicos la atracción, el buen sentir, la calidad de la relación, la higiene, los detalles, el afecto y mucho más.

Pero hoy quiero dedicar esta reflexión al ambiente erótico. La vida sexual de la pareja muchas veces se vive en automático, en el rapidito de las mañanas, en el sexo nocturno que se da como el resultado de estar juntos en una misma cama, claro sintiendo amor, deseo y pasión, no digo que esto esté mal.

El sexo es una expresión de profunda intimidad, y se construye entre dos, revisá este otro artículo que te paso por acá: El sexo: “Me gusta, pero me asusta”

Pero si nuestra sexualidad responde a un ejercicio automático, puede que tarde o temprano elementos como la rutina nos lleven a sentir pereza, a veces descontento e incluso desencanto, porque simplemente la vida sexual se vive rutinariamente.

Toda pareja está en la obligación de cuidar su mundo sensual, no basta con los detalles de la cena, las salidas, los mensajes. La escena sexual de una pareja es fundamental para el mantenimiento activo de la creatividad, las propuestas, la pasión y el amor.

Darle importancia al ambiente erótico es vital, las parejas deben ver como un eje central el abrir espacios para crear un ambiente erótico en el que, de forma frecuente, puedan tener un espacio más amplio en cuánto tiempo, intimidad y privacidad. Debe ser posible sumar elementos tales como: lencería, velas aromas, texturas, expresiones de afecto y una mejor disposición físico-emocional para la vivencia del sexo.

Toda acción suma o resta en una relación ¿Lo que hacés fortalece tu relación? O llego el momento de hacer cambios.

Estoy de acuerdo: en el día a día de una relación, prestarles atención a todos estos elementos puede ser complicado, pero sin querer estructurar de forma cuadrada y rígida la vida sexual de una pareja, dar paso al ambiente erótico es permitirse tener espacios en los que una pareja tenga una experiencia más rica, más amplia y calmada, que favorezca el deseo y el encuentro entre dos amantes que valoran el estar juntos. Ahora, esto no tiene por qué verse complicado; como un ejemplo:

De pronto de lunes a viernes nuestro desayuno puede ser un café y una tostada, en la mañana hay que correr un poco más, no hay suficiente tiempo; pero los fines de semana, sin la presión de salir al trabajo, podemos detenernos, poner la mesa, servir un jugo de naranja, preparar huevos al gusto, de pronto adicionar algunas otras cosas que requieren mayor elaboración, podemos ponernos al día sobre una serie de temas.

El ambiente erótico hay que prepararlo, así como se preparan otras cosas, todo orientado al mayor disfrute. Estos son algunos elementos centrales en cuanto a la actitud con la que se debe de asumir.

No podemos vivir nuestra sexualidad solo en automático, en la desnudez mecánica. El contacto sexual debe darse en momentos en los que se cuidemos más los detalles, procurar que se disponga de un espacio más amplio, más abierto y más flexible para que la sexualidad sea mucho más plena.

Todo proceso afectivo y sexual, nace en la sana comunicación, te hago esta pregunta ¿Vos podés hablar abiertamente de sexo con tu pareja? Te dejo este audio por acá para ampliar este concepto:

El ambiente erótico favorece este encuentro más íntimo y lo único que se requiere por parte de ambos es disposición para poder explorar, planificar la creatividad y proponer con flexibilidad, todo para disfrutar.

No tiene por qué ser complicado; a fin de cuentas, lo único que buscamos es que podamos divertirnos, pasarla bien, fortalecer nuestro vínculo, darle un fuerte sentido de plenitud a nuestra relación.

Así que te invito esta semana a plantearte abrir estos espacios dentro de tu agenda erótica, en los que le ponemos cariño y cuidado a todos los detalles para crear un ambiente que libere los temores, abra paso a la fantasía y vuelva gigante el placer.

Si te gustó este artículo te invito compartirlo y por favor, déjame, tu comentario.

Entrada anterior
Entender, aceptar y soltar: guía práctica para superar el pasado.
Entrada siguiente
Estoy en pareja, pero no siento amor

También te puede interesar

Menú
A %d blogueros les gusta esto: