fiestas navideñas

No sé con quién pasar las fiestas de navidad

Fiestas navideñas, ¿Con mi familia, o con la familia de mi pareja?

Una de las dimensiones más importantes de cualquier relación de pareja es el sentido de justicia y equidad. En esta época una consulta frecuente es ¿Cómo vivir las fiestas de Navidad y de final de año? ¿Con quién vivirlas? Sobre todo cuando hay dos familias en el entorno de una pareja.

Un criterio importante es que la pareja defina primero Cómo quiere que sea su navidad, sí, ustedes dos, a partir de ahí se toman todas las decisiones. No importa si es un matrimonio, una pareja en convivencia o un noviazgo. Es importantísimo que ustedes como pareja definan como va a ser su navidad, qué espacios van a tener con los demás. Recordemos que una pareja es un núcleo y deben definir su estilo de vida y cultura de convivencia.

Lo más importante de este proceso es que tengamos muy claro que tanto la familia del otro, como la propia, tienen que tener un papel de importancia en la vida de dicha pareja. A veces alguno de los dos se impone, llevando a su pareja a una posición de tensión, quedando contra la espada y la pared, porque alguno de los dos dice “mi familia es más importante, la tuya nada que ver”, esto no debe ser así desde ninguna perspectiva.

¿Por qué la familia de uno u otro va a ser la más importante?

Ambas familias merecen tiempo, respeto, dedicación, por tanto, busquen un justo punto de equilibrio que les permita pasar tiempo juntos sin complicaciones.

No cometan el grave error de medir ¿Cuántos minutos? ¿Cuántas horas? Pasan con una familia. El criterio es compartir, ahora, se pueden tener algunas consideraciones, que favorecen este espacio, además que ayudan a establecer una sana distribución, que no necesariamente va a ser 50 y 50.

  • 
Hay que considerar cercanía geográfica, situaciones de salud, condiciones de traslado, que permitan ver si estas variables crean dificultades. Ante las dificultades hay que establecer estrategias y planes justos, objetivos y funcionales.

En Familia…

  • Un elemento importante es tener claro que estas fiestas son para vivirse en familia, no tendrían por qué vivirse en medio de conflictos no resueltos. Todos podemos hacer un esfuerzo por concentrarnos en lo que funciona, ser políticamente correctos, desarrollar cortesía, respeto, de forma tal que podamos vivir estas fiestas en un clima agradable, positivo, que permitan hacer a un lado los conflictos, quizá a partir de estas fiestas acercarnos a la reconciliación.
  • Un criterio sano en la vida de una pareja es permitirse entender y comprender que no todos les tienen que caer bien, que no todos los familiares van a ser fáciles sea por su carácter, su forma de ser, pero todos podemos elegir una posición sana, no conflictiva, que favorezca un clima agradable y menos tenso.
  • A veces se trata de imponer la voluntad de uno sobre otro, esto no es correcto, la idea es poder establecer un criterio de justicia, que permita asimilar las diferencias con respeto, no con una marcada tendencia al conflicto, que se expresa en malas caras, gestos feos, asumir una posición desagradable con respuestas irónicas, que a fin de cuentas, sólo causan dolor y malos momentos.

En esta época, así como en cualquier otra, aprender a llevarse con la familia de la pareja, dentro de un marco de cercanía, respeto y tolerancia, propicia un clima más sano para cualquier relación, estimula la posibilidad de romper muros que nos separan.

Quiero hacerle algunas preguntas:

  • 
¿Usted ha pensado? Que cuando se impone, pone a su pareja contra la espada y la pared.
  • ¿Sus actitudes son complejas? Así su pareja experimenta un mal momento.
  • ¿Por qué se niega a desarrollar una posición de respeto y tolerancia?
  • ¿Ha considerado que siempre se puede elegir el respeto y la tolerancia como una forma de convivencia sana y madura?
  • Se ha puesto a analizar sí ¿Usted es una persona rígida? Que no hace ningún esfuerzo reflexivo para mejorar.
  • ¿Tiene conciencia del efecto negativo que causa en su pareja? En una actitud conflictiva es difícil considerar los elementos que los unen, en lugar de prestarle tanta atención a lo que los separa.
  • ¿Estaría usted abierto a dejar los problemas atrás? Para construir puentes.
  • ¿Ha revisado si el problema efectivamente son los demás? Quizá podría ser usted.
  • ¿Que aporta el mantenerse en una línea de tensión y conflicto?

Si te gusta este tema puedes leer también Aprenda a ser feliz sin pareja en navidad

Todo esto está orientado a que usted se permita ver la vida desde una óptica muy sencilla. Yo siempre le digo a todas las personas con las que trabajo, “hay que optar por lo que sea emocionalmente más barato, más simple, más productivo”.

Un Hermoso regalo…

Un Hermoso regalo en estas fiestas de Navidad y final de año, es darle a nuestra pareja la posibilidad de experimentar a nuestro lado actitudes de cercanía, respeto apertura, serenidad, menos conflictos.

  • Evite estar hablando una y otra vez de lo mismo.
  • Evite saturar su relación de pareja de situaciones que los separan.
  • No ponga a su pareja en una situación incómoda porque a fin de cuentas, usted está hablando de una mamá, de un papá, de un tío, de un primo, de un hermano, que para su pareja representa afecto.
  • Incomodidad: No ponga a su pareja en una situación incómoda, usted sabe cuándo lo hace.
  • Manipulación: No sea manipulador, manipuladora, sea abierto, maduro y prudente.
  • Evite hacer de estas fiestas una tortura emocional para su pareja.

Todos somos capaces de desarrollar tolerancia si nos permitimos ver la vida con la apertura y serenidad.

¿Lo vas a hacer en estas fiestas? Es más por qué no hacer esto de ahora en adelante, pues a mayor capacidad de integración con la familia de la pareja, quizá sea más agradable la relación.

Entrada anterior
¿Querés seguir atado(a) a tu ex?
Entrada siguiente
¿Qué tiene en su saco emocional?

También te puede interesar

Menú
A %d blogueros les gusta esto: