Amor – Amor imposible – Amor no correspondido – Compromiso – Relación sana

¿Cómo olvidar un amor no correspondido o imposible?

No sé si te ha pasado, iniciás un proyecto de amor, te permitís acercarte a una persona, porque te genera un sentimiento de atracción, bienestar, ilusión ¡Una nueva relación está a la vista! ¿Será este un amor no correspondido?

Desde las primeras interacciones, considerás que hay una posibilidad real de que se establezca una sana relación, una positiva historia de amor.

Con el paso de los días, las semanas, hay múltiples momentos que parecieran indicar que sí, efectivamente habrá una relación.

La posibilidad se incrementa cada día, esto se ve en las múltiples llamadas telefónicas, en las decenas de mensajes, que progresivamente pasan de un lenguaje cordial, a un lenguaje cada vez más afectivo.

Darlo todo – Necesidades emocionales

Con el paso de los días el contacto físico se incrementa, tu agenda empieza a cruzarse con la de la otra persona, se desarrollan muchas actividades en común, pareciera ser que sí, efectivamente se encontró a una persona con la que nos sentimos bien.

Todo este proceso nos hace crear una expectativa afectiva, que no estamos inventando, la podemos ver, podemos palparla, escuchamos, todo pareciera estar bien, no hay porque pensar que éste será un amor no correspondido.

Pero, resulta que, en paralelo a este proceso, nos damos cuenta también de que la otra persona tiene un andar confuso, que genera contradicción, ambivalencia y a veces preocupación, casi en paralelo a todo lo positivo ¡cuidado!, estas son señales de alerta, podría ser que estés frente a un amor no correspondido, también somos testigos de múltiples cosas como estas:

  • La persona dice quererte, pero tiene miedo.
  • Esta persona dice sentir cosas que nunca antes había sentido, pero todavía tiene temas que no ha resuelto con su expareja.
  • Quiere estar a tu lado, pero habla de no sentirse listo o lista para establecer una nueva relación.
  • Progresivamente ponerse de acuerdo para verse, es más difícil y requiere un esfuerzo titánico, porque la otra persona quiere quererte, pero dice no tener tiempo.

En fin, tiene un discurso cargado de amor, que produce expectativas, pero su conducta, la cual muchas veces decidimos no ver, también nos dice que la forma de amar, pensar, sentir, de esta persona, es un campo minado, cargado de dudas, ahora sí, pensá muy bien las cosas, pareciera que este va a ser un amor no correspondido.

Frente a todo esto, la realidad se impone:

  • Te gusta una persona, pero tenés dudas de qué es lo que quiere.
  • Te llama la atención, pero es una persona, cuya forma de ser y estar no te puede generar seguridad, en el tanto está cargado de dudas, miedos y complicaciones.
  • Vos querés, pero pareciera ser que este es un amor no correspondido.

Ahora entendamos no correspondido:

  • Está claro que ambos sienten atracción, el uno por el otro.
  • Ambos sienten que la pasan bien.
  • Ambos se disfrutan, cuando se ven, los dos tienen potencial de relación en el tanto el bienestar que experimentan está claro, pero es momentáneo.

Amarse así mismo – autoestima – necesidad emocional

Ahora es un amor no correspondido, porque si vos estás en una frecuencia en la que te sentís listo o lista para iniciar un proceso de acercamiento con claridad y capacidad de compromiso, mientras la otra persona no, estás perdiendo el tiempo.

Es un amor no correspondido, en el tanto tu propuesta de amor maduro, estable y sincero, cae en un campo frágil que te dice ¡cuidado! porque la propuesta de la otra persona está llena de dudas.

Hay amores que no pasan del enamoramiento, precisamente porque por encima del gusto, la atracción y la capacidad de disfrutar, la otra persona no es clara, no te genera seguridad alguna, tiene una base muy frágil, sus propuestas de amor están llenas de contradicción, es sencillo, en la inestabilidad el amor no funciona.

¿Cómo reponerse a estas cosas? ¿Cómo ubicarnos para que esta situación no se transforme en una grave, difícil y polémica crisis? Te lo cuento acá:

Primero, tenés que reconocer que esto era una posibilidad de establecer una relación.

Estabas conociendo a una persona, no deberías sentir una enorme, grave y profunda decepción, porque conocer a alguien, podría implicar precisamente esta conclusión:me agrada, me gusta, me entretiene, pero no sabe realmente lo que quiere, por tanto, no me sirve.

El problema está en que hacemos grandes inversiones afectivas, desde las etapas iniciales, cuando alguien nos gusta, creemos que ya lo tenemos que querer, elegir y soñar, cuando en realidad lo que tenemos que hacer es observar, evaluar y de pronto descartar.

Segundo, hacé un corte radical.

Si estás claro o estás clara que, pasada la fase de acercamientos positivos, si construís una relación cargada de ambivalencia, contradicción, que no te llevan a ningún lado, y la otra persona simplemente está lleno de dudas, temores y complicaciones, ya lo viviste, ya lo verificaste, ya lo sentiste, ya lo palpaste.

  • ¿Qué sentido tiene seguir hablando?
  • ¿Qué sentido tiene seguir forzando lo que la otra persona no te ofrece?
  • ¿Qué sentido tiene seguir saliendo?

Te gusta, si estoy de acuerdo, te agrada, estoy de acuerdo, pero si tu objetivo es el establecimiento de una relación, seguir saliendo con alguien que no tiene capacidad de comprometerse no tiene ningún sentido.

¿Qué te aporta esto? Nada, no te aportan nada, que realmente valga la pena, ante la ambivalencia, la contradicción, los hechos se imponen y tu posición debería ser firme y radical.

¿Por qué? Esto es desgastarse, es abrirse a vivir en la complicación mental de una persona, que por la razón que sea, no ha sido capaz de darte un “sí” o un “no” claro y definido.

Amor – Conocerse – elección afectiva

Tercero, el bienestar vivido vs. dudas

¿Es inestable? Sí, o sea no es seguro, esto es un amor no correspondido, precisamente porque la persona no tiene una clara orientación al compromiso, o no es estable, nos quedan un montón de dudas, que nos hacen creer que tal vez el amor, quizá sea posible, pero los hechos no te responden esto.

¿Retomar la relación? Una y otra vez, para qué, los hechos son como son, estos tienen que ser determinantes para nuestras conclusiones, de nada sirve tener certeza de que la relación no es posible,saber que la otra persona no es estable y dedicarnos a llorar, porque perdimos una posibilidad.

Cuando en realidad, lo que tenemos que tener claro es que nos libramos de vivir en la ambivalencia, la contradicción, porque simplemente no es lo que vos querés, un amor no correspondido es un amor que no desarrolla la convicción de tener una sana relación, y esto nos obliga a que, frente a las dudas, desarrollemos la certeza y la convicción de poner límites y punto final a esta historia.

Cuarto ¿Puede haber un punto de retorno?

Es tu decisión, pero para qué abrirse a nuevas posibilidades, una y otra vez, cuando hemos desarrollado la certeza absoluta de que la relación no tiene ni pies, ni cabeza.

Frente a esto, se cierra el ciclo, se corta la comunicación, nos aferramos a nuestra convicción para empezar a explorar caminos nuevos.

No es razonable que, dándote cuenta que la posibilidad de estar con alguien que te gusta, pero que no se compromete, te despierte esperanza, o te induzca a un proceso de duelo, tristeza, nostalgia, que te atrape la desmotivación, o que optés por el retraimiento, dejes de lado tus ganas de salir y conocer gente.

Se realista, esta posibilidad es simple, porque la otra persona no sabe lo que quiere no te ofrece algo que valga la pena.

Se perdió, frente a la realidad toca levantarse, salir y explorar caminos nuevos, con sensatez, prudencia, apertura, claro está, pero hay que abrirse a la vida.

Te podés tomar un tiempo para reponerte, con el objetivo de no seguir buscando un parche para el dolor emocional que esto te haya generado, pero cuando algo no sirvió, simplemente se deja atrás, para poder desarrollar la certeza interior de que podés comenzar de nuevo en la búsqueda de una persona que quiera lo que vosquerés.

Una clave importante en el amor es sentirse realizado antes de iniciar cualquier relación, en la realización se toman decisiones más sanas, te amplio este concepto en este video, que lo he tomado de mis transmisiones en vivo en Facebook (Dr. Rafael Ramos).

Quinto, tenés que revisar tu modelo afectivo.

Muchas de estas relaciones, en las que hay un amor no correspondido, que no se pasa de fase inicial, en el fondo tienen una cuota de responsabilidad personal muy grande, en el tanto tu forma de amar, suele ser impulsiva, ilusa, te cargas de esperanzas rápidamente, lo que te pone frente a la frustración. Revisá:

  • ¿Por qué querés estar con alguien?
  • ¿Qué es lo que te llama la atención?
  • ¿Cuánta seguridad interna has desarrollado?
  • ¿Cómo está tu autoestima?
  • ¿Qué es lo que realmente querés para tu vida?

Creo que esto es vital, antes de lanzarte a una nueva búsqueda de una relación, tenés que hablarte con profunda honestidad y darte cuenta si es que en el fondo sos vos el que no sabe administrar tu soledad, por tanto,tenés una fuerte necesidad de querer siempre estar con alguien.

Sexto, comprender muy bien lo vivido.

Cada historia de amor, pero sobre todo los amores no correspondidos, te dan las respuestas necesarias para que vos te permitas tener la certeza para saber qué es lo que querés, por tanto, a partir de estas experiencias tendrías que asumir algunos patrones:

  • No confundir entretenimiento, con posibilidad de atracción, y que a su vez esto sea el fundamento del amor.
  • Comprender si no sabés ponerle freno a la capacidad de traicionarte a vos mismo, aceptando vivir en la duda de los otros.
  • Capacidad de poner límites y hablar claramente antes de comprometer tu afecto.
  • Evitar moverte en las fluctuaciones emocionales de una persona indecisa que te atrapa en la duda y el desconsuelo.
  • Asumir el valor que tenés como persona, para no permitirte estar con alguien que no te dé el mismo valor.
  • Tener la certeza de que no te vas a anular, en aras de salir de la soledad.

Un eje central en todo este proceso es la comunicación, te amplio esta idea en este audio:

Sétimo, una relación tiene que estar orientada al crecimiento emocional, al fortalecimiento del bienestar.

¿Funciona o no funciona? En esto no caben las dudas, las cosas se ven, es sencillo:

  • Ambos trazan un norte.
  • Ambos son felices y se sienten en paz.
  • Las cosas fluyen con naturalidad.
  • Hay un mismo sentir, que los hace trabajar juntos.
  • Las diferencias propician el diálogo que los hace negociar para trazar acuerdos.
  • Se puede soñar con un proyecto de pareja, porque la realidad te hace ver que las cosas funcionan hoy, es decir, ambos construyen un presente sano.

Esto genera un sentimiento de certeza interior, sabésque estás caminando al lado de alguien que sabe lo que quiere y que le gusta estar a tu lado. Hay un fuerte sentimiento de realización, esto se ve, se palpa en los hechos

Un amor no correspondido, es un momento para desarrollar la libertad de poder elegir y establecer con firmeza absoluta qué es lo que se quiere para sentirse el creador de tus historias de amor, es decir, si no sirve, te vas, para no caer en el abismo de la confusión, el dolor y la decepción.

Espero que te haya gustado este artículo, espero tus comentarios y me encantaría que lo compartás en tus redes sociales.

Entrada anterior
10 estrategias para manejar la tristeza y la depresión
Entrada siguiente
10 ejercicios para aprender a hablar de sexo sin temor

También te puede interesar

Menú
A %d blogueros les gusta esto: