Relación tóxica

10 Señales de que mi relación de pareja es tóxica

Una relación por definición implica la acción de dos personas en la construcción del bienestar general, para evitar ser una relación tóxica, esto implica estar bien en:

  • El afecto.
  • El sexo.
  • Las finanzas.
  • La comunicación.
  • La vida social.

En fin, en todas las áreas, ambas personas deben de procurar una forma de ser y estar que contribuya al buen sentir.

Razón por la cual no debería ser complicado identificar si estamos en una buena relación o si nuestra relación es tóxica.


Una buena relación, deja una sensación de realización personal, de bienestar y un amplio sentido de comodidad a muchísimos niveles, es decir no hay complicaciones que nos causan preocupaciones constantes y frecuentes, que convierten nuestra vida en pareja en una relación tóxica.

 

Compromiso afectivo

Hay señales muy claras que describen una relación tóxica, por tanto, ante estas señales, se deben tomar acciones de mejora, para que la viabilidad de la relación sea real.

Algunas de las señales que nos ayudan a identificar una relación tóxica son:

La comunicación se ve atrofiada por la falta de libertad:

  • Sobre todo, a nivel de comunicación, es decir, se complica el poder dialogar de forma serena y tranquila.
  • Muchas veces el enojo, la indiferencia, la malacrianza, los silencios, el lenguaje ofensivo, los gestos descalificantes, entre otros elementos negativos, son la norma de la comunicación.

Los celos:

  • El control y la ausencia de libertad complican a uno o a ambos para actuar en cualquier ambiente social.
  • Por lo que existe una sensación de anulación, aprensión, coacción, que desmotiva y desenamora de forma constante y creciente.

Comunicación cargada en reclamos:

  • ¿Para qué hablar si vas a ofender? ¿Para qué abrir la boca si no hay nada bueno que proponer?
  • Las expresiones cargadas de reclamos, son improductivas, lejos de contribuir a la sana toma de decisiones mantienen las complicaciones.

Ausencia de expresiones afectivas:

  • El objetivo de una relación es la expresión afectiva, si esto no se da, qué sentido tiene, se pierde la razón de ser, por supuesto si la presencia de detalles es nula, la relación de pareja se puede transformar en una relación tóxica.

 

Problemas emocionales / Problemas de pareja

El manejo del carácter:

  • Si este induce miedo, a un punto en el que se establecen múltiples ocasiones en las que hay expresiones agresivas a nivel psicológico, verbal e incluso físico, es una clara señal de que estas en una relación tóxica.
  • Esta situación tiene un alto riesgo de lesiones, es una relación marcadamente ofensiva. Bajo ninguna circunstancia se pueden permitir expresiones agresivas.

La comunicación es central para poder vivir el amor de forma sana, a veces no es el problema lo que más nos afecta es la forma en la que manejamos el problema, me encantaría que pudieras descargar este e-book y compartirlo con tu pareja: Hablar para joder, comunicarse para crecer.

Hay una marcada y fuerte tendencia hacia la indiferencia:

  • Lo que provoca que haya muy pocas cosas en común, lo que hace que la motivación para estar juntos disminuya de forma constante.
  • ¿Por qué te permitís esto en tu vida? ¿Por qué le hacés esto a tu pareja?

Es imposible sostener y mantener acuerdos:

  • Las personas a veces hacen promesas de cambio, que no cumplen, se torna una y otra vez al mismo patrón, lo que hace que la relación sea tóxica.
  • No cumplir promesas, crea un círculo vicioso de discusiones sin sentido, porque uno o ambos, mantienen las mismas conductas problemáticas.

Hay una marcada ausencia de estímulos positivos:

  • Esto nutre la frustración, la indiferencia, la apatía, el retraimiento, por lo que difícilmente el amor se fortalece, y la relación se convierte en una relación tóxica sin sentido.
  • Esto hace que las bases de la relación se debiliten de forma constante.

Tomar una decisión cuando este está en una relación tóxica, no debería ser un proceso difícil, pero a veces el miedo al dolor, nos paraliza, creo que podrías escuchar este audio.

Una relación tóxica deja de ser una relación, y se convierte en un modelo de cohabitantes:

  • Sin conexión afectiva, la indiferencia se cuela en todas las esferas de la relación.
  • La indiferencia anula las ganas de brindar apoyo, sin reciprocidad, se deja de lado la comprensión, la escucha, de esta forma, se pierde la razón de ser del amor y se transforma en una relación tóxica.

Se actúa con insensibilidad:

  • Si no somos sensibles ante las necesidades emocionales de la otra persona, el mensaje que se envía es un “no me importás”.
  • Esto causa dolor, se alimenta el resentimiento y se anula la posibilidad de construir bienestar.

¿Estas características están presentes en tu relación? Te has dado cuenta que todo esto contribuye a que el fundamento de la relación cada vez sea más frágil. Si estas en una relación tóxica, complicada ¿Por qué no buscás ayuda de pareja? Te recomiendo este artículo: 10 técnicas efectivas en terapia de pareja para salvar una relación.

Ahora es importante darse cuenta que muchas de estas situaciones nacen en la actitud que cada uno tiene para la relación, éstas pueden ser modificadas toda vez que la persona así lo quiera.

Pero para que la conducta pueda ser modificada, tiene que ser una acción de dos, para que uno junto al otro, en una acción de cambio continuo, constante y consciente, se conviertan en el factor motivacional que hace despertar las ganas de trabajar juntos.

Los antídotos para que una relación deje de ser tóxica son muy sencillos:

  • Reconocer el papel que cada uno tiene en la dimensión y el tamaño de los problemas para trabajarlo.
  • Abrirse a la oportunidad de buscar ayuda para mejorar la comunicación.
  • Establecer el porqué de las situaciones problemáticas para desarrollar soluciones.
  • Se requiere que ambos dejen los reclamos para asumir una acción personal de crecimiento, desde ahí cambiar hábitos y conductas.
  • Se requiere perdonar y transformar lo negativo en positivo, para la construcción de la credibilidad y la confianza.
  • Se requiere un compromiso serio hacia el cambio.

Como lo podrás notar, no es difícil tomar la decisión de convertirse en la mejor versión de sí mismo.

Una pareja cambia, se transforma de una relación tóxica a una relación sana, en la medida que ambos se permiten sanar y crecer, de lo contrario todo se podría complicar.

  • ¿Estás dispuesto a seguir igual?
  • ¿No estás cansado de tanta complicación?
  • ¿Estás claro que no tiene sentido seguir sobre la ruta de conflicto?
  • ¿Te gustaría que las cosas fueran diferentes?
  • ¿Añorás sentir paz?


Todo esto es posible si te das la oportunidad. Espero que esta reflexión te ayude a hacer una revisión de tu relación, de tu posición personal.

Si te gustó este artículo, te invito ser parte de mi blog: www.rafaelramoscr.com, y si podés compartir y comentarlo te lo voy a agradecer.

Entrada anterior
Simplifícate: Manual de crecimiento emocional
Entrada siguiente
10 Herramientas para tomar decisiones sanas

También te puede interesar

Menú
A %d blogueros les gusta esto: