relación de pareja

Si mi pareja no da el primer paso, yo tampoco”; ¿esto qué aporta?

-Esperar que algo pase puede ser una pérdida de tiempo si no se actúa. La relación en pareja es de dos.

Que complicado es cuando, en una vida de pareja, identificamos un problema, quizá hasta visualizamos su solución, pero nos cerramos en las trincheras del conflicto y no nos da la gana cambiar.

Cuántas veces nosotros le pedimos a nuestra pareja un cambio, sugerimos modificaciones y planteamos retos, pero como no respondió en el momento correcto, según nosotros, como no nos dio pelota, como asumió una posición indiferente, entonces, simplemente tiramos la toalla y decimos “si él o ella no se mueven yo tampoco”.

Pero resulta que queremos seguir ahí, en una relación, seguimos caminando con la esperanza de poder disfrutar, de poder vivir y sentir algo nuevo que nos dé un aire refrescante; eso sí, no nos da la gana cambiar.

Analicemos

Esto no es otra cosa que un tributo al capricho y la inmadurez. A ver, pongamos las barbas en remojo: digamos que tenés razón, sí, tu pareja se ha equivocado, es caprichosa, estás cansado(a) de esta situación, estás harto(a) de hablar sin que suceda nada, han pasado un largo periodo discutiendo sobre lo mismo. ¿Te vas a quedar en esta posición? Si es así, ¿para qué estás en pareja?

No pasa nada, y pasa mucho, precisamente por esto, pues frente al problema lo que hacemos es un análisis de inconveniencias, no de soluciones, sea por uno o por los dos. Entonces, si se van a quedar en esa posición paralizada, cada uno viendo cómo crece esta desazón emocional, entonces ¿porqué no toman la decisión de dejarse en lugar de seguir perdiendo el tiempo? Ahora, si vos querés seguir, si tu pareja te dice que quiere seguir, hagan algo ya, sin pensarlo tanto.

¡Cuidado!

Con dejarle a la vida que resuelva lo que es nuestra responsabilidad, revisá este comentario, creo que enriquece la lectura: Encuentra una vida más allá del dolor

Frente a estas afirmaciones, quizá digan “no, es que yo lo amo, yo la amo, es que es un gran hombre, es una gran mujer, tiene muchas virtudes, a mí me encanta”. Bueno, entonces, a partir de esto, llegó el momento de alejarse de esta posición absurda, ponerse frente a frente los dos y decir “hagamos algo”; siéntense y planifiquen su vida emocional sin ofenderse o atacarse, sin perderse en discusiones eternas que los llevan siempre al mismo punto muerto. ¡Hagan algo ya!

Resuelvan en pareja

Siéntense ambos, hagan una lista de problemas no resueltos, busquen soluciones, y ejecútenlas ya; si no logran encontrar la solución por ustedes mismos, busquen consejo, ayuda, dirección, pero quedarse en esa posición, observando como al otro no le importa, lo único que hace es cargarnos de resentimientos y situaciones que, lejos de contribuir a la satisfacción emocional, fragmenta las bases de una relación convirtiéndola en una relación disfuncional sobre la cual muchas veces tenemos fuertes apegos.

  • No podemos caminar por la vida desde esta perspectiva.
  • No es válido estimular la indiferencia.
  • No es válido estar haciendo caritas.
  •  No se puede permitir ridiculizar o minimizar lo que nuestra pareja tiene que decir ante una situación que no le agrada.
  • No tiene sentido alguno quedarse paralizados en esta posición emocional.

Si vas a estar en pareja, es para crecer y disfrutar, no para molestar ni fastidiar. Yo puedo entender que hay momentos en que la desilusión dispara el orgullo, poniéndole a la relación el escudo de poca humildad y la espada del conflicto, pero ¿adónde nos lleva esto?

Si no se modifica este patrón, no podemos quejarnos, no podemos decir que nuestra relación no tuvo sentido, que fue imposible, qué ya no creemos en el amor, no tenés que dejar de creer en vos como una persona capaz de ponerle nombre a los problemas y encontrarles soluciones, esta es la óptica válida, la única que podemos estimular cuando genuinamente nos damos la oportunidad de reconocerque la vida pasa y no nos podemos quedar en medio de tanto conflicto.

¿A propósito de este tema, les dejo un audio acá que toca el tema de A quién le toca la iniciativa sexual?

Gracias por pasar a mi blog, espero que podás dejarme tu comentario y compartirlo con tus amigos.

 

Entrada anterior
Decidí dejar de hacer lo mismo en el amor
Entrada siguiente
Cuando una puerta se cierra, la otra no se abre si no la empujás

También te puede interesar

Menú
A %d blogueros les gusta esto: