Hablar para joder, comunicarse para crecer.

La comunicación es el rostro del amor, ésta tiene por objetivo, mantener sanos todos los vínculos afectivos que tenemos con esa persona que amamos. Quiero preguntarte algunas cosas:

  • ¿Cuándo hablás controlás el enojo?
  • ¿Escuchás con el orgullo o con la sensatez?
  • ¿Te podés controlar?
  • ¿Hacés dramas?

La comunicación siempre debe estar orientada a:

  • Poder sentirnos libres de ser nosotros mismos.
  • Permitir que la otra persona no se anule ante nuestras expresiones.
  • Construir una forma de comunicación que haga sentir bien a los demás.
  • Permitirse tener una posición abierta, con una escucha prudente.
  • Desarrollar formas de comunicación que expresen calidez y cercanía.
  • Desarrollar patrones de comunicación que siempre estén orientados a la solución.

Cuando la comunicación es sana, las relaciones siempre fluyen mejor, pues en la comunicación positiva se crea un clima interpersonal que estimula:

En hablar para joder, comunicarse para crecer, les hago una propuesta sencilla, práctica, orientada a que el amor se fortalezca en la comunicación.

Espero que podás disfrutar esta lectura.


Entrada anterior
El Ascenso ¡Porque tu vida es hoy!
Entrada siguiente
Simplifícate: Manual de crecimiento emocional

También te puede interesar

Menú
A %d blogueros les gusta esto: