Las palabras negativas hacen daño

10 palabras negativas que no deben formar parte de tu vocabulario

¿Te sirve de algo pensar todo desde tus palabras negativas?

El crecimiento personal es un reto constante en la vida de cualquier ser humano. Esta expresión puede sonar un poco abstracta, pero tiene que ver mucho con las palabras que usas para analizar la vida. Sobre todo las palabras negativas que usas para ver tu historia. ¿Cómo entender el papel de tus palabras negativas en tu mente?

Hay muchas formas de entender el crecimiento personal. En este artículo quiero enfatizar el pensamiento. Este tiene su expresión en las palabras. Tanto en las positivas como en palabras negativas. Creo que todos estaremos de acuerdo en que el crecimiento personal tiene la base en nuestra forma de pensar con respecto a la vida, con respecto a nosotros mismos y a todo lo que nos pasa.

Así que quiero proponerte 10 palabras negativas. Creo que tenés que hacer el esfuerzo por limitar su uso y, de ser posible, sacar de tu cabeza como expresiones constantes y cotidianas. Cuando estas forman parte de nuestro día a día, o peor aún, de hora en hora, es posible que tu crecimiento se vea afectado.

Vivir con responsabilidad

Pereza.

  • Comprendo, entiendo y acepto que hay cosas que pueden generar cansancio y aburrimiento. Pero cuando a vos te da pereza asumir y resolver, simplemente te estancás.
  • La vida requiere disciplina, acción y compromiso.
  • La pereza te mantiene atado a tu zona de confort. Con ella ves la vida desde esta palabra negativa. Esto te hace dejar de luchar, y hace de vos un ser humano pasivo que llega a creerse incapaz de modificar su vida.

No.

  • Hay personas que viven en clave de “no”. Ante cualquier posibilidad, lo único que ven son inconveniencias. Lo que los lleva a crear justificaciones cargadas de palabras negativas.
  • Esto los hace mantenerse en esa zona de desagrado, pasivos. Los hace dejar de soñar con la posibilidad de una vida diferente. Ante las oportunidades todo es no, este su lema de vida.
  • El no nos hace ver como se diluyen los sueños en medio de nuestras palabras negativas.
  • Si esto es así, difícilmente algo nuevo va a pasar.
  • ¿Qué te aporta la pereza?

La vida se abraza, se asume. Nos reta aún cuando a veces tengamos todo cuesta arriba. En este video te comparto ideas muy sencillas, para desarrollar herramientas para trabajar en nuestra paz interior: 

Desmotivación.

  • No podemos negar que hay cosas que nos caen como un balde de agua fría. Ante una ilusión o un esfuerzo que no nos acerca a la meta, nos sentimos fracasados. Entonces, nuestra motivación se cae. Nos llenamos de ideas y de palabras negativas.
  • Pero un momento: tu motivación tiene que estar orientada al proceso de lucha, trabajo y constancia.
  • Pretender que la motivación siempre va a estar ligada al éxito es un grave error psicológico. No siempre vamos a ser exitosos. Así que no le des tanta atención a las palabras negativas que te hacen dejar todo botado.
  • La motivación tiene que estar asociada a nuestra capacidad de esforzarnos una y otra vez, tantas veces como sea necesario, para lograr nuestros objetivos.
  • Si a vos solo te motiva el éxito, tenés que revisar tu concepto de motivación.

Aburrimiento.

  • Hay personas que tienen buenas ideas. Incluso tienen la capacidad para asumir cosas importantes en su vida. Pero cuando se dan cuenta de que esto implica sacrificar tiempo y hacer un esfuerzo extra, se especializan en decir “no me gustó, qué aburrido” y simplemente dejan la tarea. Se llenan de expresiones cargadas de palabras negativas.
  • Cuando se vive bajo la premisa de que todo tiene que ser fácil y simple, estamos construyendo una fantasía. En la vida para todo hay que hacer un esfuerzo.
  • Mantener y sostener una lógica de trabajo constante es el antídoto para el aburrimiento. Aburrirse es solo una expresión de nuestra mediocridad o nuestra inmadurez emocional para enfrentar la vida.

 

Autoestima

Tristeza.

  • Hay cosas que nos ponen tristes, nos golpean el alma, nos fracturan el corazón. La vida es así.
  • Si hacemos de la tristeza un estandarte en nuestra vida, nos quedamos contemplando lo triste, todo lo que no hemos logrado. ¿Cómo vas a avanzar, si solo ves lo malo? Lo pensás en clave de no y nutrís tus pensamientos de palabras negativas.
  • Si vemos los hechos desde la tristeza, desaparece nuestra capacidad de ser valientes. Desaparece el coraje y nos escudamos utilizando la lógica de que para evitar el dolor, es mejor viejo conocido que nuevo por conocer.
  • ¿Vos te vas a sentar en la tristeza? ¿Te vas a quedar ahí?

El reto que todos tenemos es abrazar la vida con esperanza, trabajo, optimismo. Este debe ser nuestro norte. Te invito a leer este artículo: Si muriera hoy ¿Cuál sería tu legado?

Enojo.

  • Hay personas que suelen decir “todo me enoja”. Se irritan fácilmente. Andan siempre a la defensiva y la ofensiva.
  • Quiero invitarte a cuestionar esto. Estoy de acuerdo, hay cosas que efectivamente son molestas. Pero muchos de nuestros enojos se producen porque tenemos una forma rígida de ver el mundo y nos molestamos porque vivimos en una irritabilidad constante.
  • Si algo te molesta, no es para enojarse sin control. Es para enfrentarlo y resolverlo sin perder la paz, y menos cargar tu mente de palabras negativas.

Impaciencia.

  • Esta es una palabra complicada en nuestro tiempo: todo lo queremos ya. Queremos darle clic a un icono y esperar que todo se despliegue de forma automática.
  • En la vida, las cosas que tienen un buen pronóstico y se transforman en ejes de estabilidad para nuestra vida tienen que responder a un proceso de paciencia y análisis. Poco a poco, esperanzados, ubicados, pero no llenos de miedos y falta de disciplina por nuestras palabras negativas.
  • Los grandes caminos se construyen paso a paso. Cuando queremos todo ya, vivimos en el imperio de la impulsividad, que no es una buena consejera.

 

Fortaleza Interior

Preocupación.

  • Es cierto, hay cosas que nos roban la paz y se instauran como un huésped indeseable en nuestra mente. Nos hace pensar una y otra vez en lo mismo, una y otra vez sin reparo, dejándonos estancados.
  • En la vida no hay que preocuparse. Hay que ocuparse en resolver y entender para poder hacer. Esto implica renunciar a tus actitudes cargadas de miedo. Tenés que llenarte de nuevas ideas, para poder avanzar. Esto implica cambiar tus palabras negativas ya por palabras positivas.
  • Cuando tu mente no lo logra, hay que abrirle paso a la humildad para buscar la dirección que nos haga pasar a la acción.

Tensión.

  • ¿Por qué caminar toda la vida con una tensión interna, fuerte, que nos hace estar estresados, irritados y agobiados?
  • Ante la a tensión, reflexión. Pero reflexión que mueva a la acción. Porque la tensión es un estado de parálisis que no nos ayuda en nada. Pero esta reflexión debe de rescatar lo mejor de vos, tu optimismo, que es el antídoto de la negatividad que se expresa en tus palabras.

El reto de la vida es vivir con pasión, reconociendo errores, aprendiendo de ellos. Pero sobre todo, reconocer que tenemos derecho a ser felices. Te invito a leer este artículo: Yo tengo derecho a ser feliz.

Amargarse.

  • La vida es una y se pasa minuto a minuto. Comprendo que hay momentos en la vida que nos amargan. Pero tienen que ser eso, momentos.
  • Hay personas que me dedican capítulos enteros, obras completas a emociones que hacen del diario vivir una tortura emocional.
  • Si vos estás instaurado en la amargura, ¿por qué no buscar ayuda para salir de ahí y romper los esquemas mentales que no te dejan crecer?

Este artículo es tan solo un ejercicio psicológico que quiero proponerte. Recordá que todo se genera en nuestra mente. Se nutre y se fortalece en nuestros pensamientos y nuestros pensamientos se transforman en palabras que van a determinar nuestra acción.

  • ¿Con qué palabras caminas por la vida?
  • ¿A qué palabras les prestás atención?
  • ¿Cómo te afectan tus palabras para abrazar la vida con esperanza?
  • ¿Tenés un vocabulario mental positivo?
  • ¿Tenés una estructura de pensamiento constructivo?

Tenemos que aprender, vos y yo, a vivir la vida sin tanta “quejadera”. Al final esto no nos aporta nada. Te invito a escuchar este audio:

Este es tu reto: cambia la forma de pensar. Esto probablemente te ayude a cambiar, a su vez, tu forma de actuar. Desde ahí, posiblemente podás empezar un cambio positivo en tu vida. Este artículo nos habla más sobre las palabras negativas.

Espero tus comentarios, un gran abrazo.

Entrada anterior
25 frases cortas de desarrollo personal y profesional
Entrada siguiente
Herramientas para aprender a fortalecer tu imagen personal

También te puede interesar

Menú
A %d blogueros les gusta esto: