fbpx
Para mi pareja todo es mi culpa

Para mi pareja todo es mi culpa

¡Cuidado, para mi pareja todo es mi culpa! En una relación de pareja siempre hay dos actores, ambos son gestores del ambiente que dicha relación tenga.

Ahora, a veces pasa que uno de los dos coloca al otro u otra en todo es tu culpa, colocarse desde esta perspectiva “para mi pareja todo es mi culpa”. Puede que tengamos un juego psicológico muy complicado.

Esta perspectiva, sólo va a causar dolor, desencanto y apatía. Ciertamente, algunas cosas serán nuestra responsabilidad, pues, todos y todas, vivimos, a veces presos de nuestras ideas o emociones desorganizadas. Esto nos podría llevar a actuar de forma impulsiva y explosiva.

Te voy a dejar este otro tema por acá: https://rafaelramoscr.com/pareja/senales-perdi-interes-pareja/

Quiero preguntarte ¿Vos le decís a tu pareja, todo es tu culpa?

Resulta que tu pareja se anima, quiere hablar con vos, quiere estar mejor con vos y te dice cosas como estas:

  • Hace tiempo no hablamos.
  • Te das cuenta que hace días actúas de una forma grosera.
  • ¿Por qué me hablas en ese tono? Me lastimas.
  • Me gustaría que pensarás en esto ¿De verdad vos siempre querés tener la razón?
  • Quiero decirte algo: ¡Sos una persona fría!
  • Sabés algo ¡Me gustaría que me prestarás más atención!

Cuando tu pareja te dice todas estas cosas, vos simplemente “la culpás”. Reaccionás mal, y la llevás a pensar, que todo es su culpa.

Después de esto, que se supone que debe hacer tu pareja ¿Tenés alguna propuesta?

¿Vos sos una persona fría a nivel emocional?

Tu pareja ¿cómo se siente por tu frialdad?

¿Estás dispuesto a escuchar?

Vamos a partir de un principio “tu pareja te está diciendo algo”.  Qué considera válido, certero, que puede contribuir a que haya una mejor frecuencia emocional entre los dos.

No obstante, tu forma de reaccionar, cargada de enojo, quizá por tus inseguridades, malos hábitos, o cualquier otra emoción negativa.

Quizá podás ampliar tu reflexión con este otro artículo: https://rafaelramoscr.com/pareja/conductas-sabotean-relacion-pareja/

Es decir, no escuchás, tu respuesta y reacción es “todo es tu culpa”. Tu pareja queda con esa sensación que imposibilita la comunicación. Pues frente al diálogo, tu posición es “todo es tu culpa”

  • ¿Qué aporta esto?
  • ¿Considerás que ayuda en algo?
  • ¿Te hace crecer?
  • ¿Estimula el diálogo?
  • ¿Tu pareja se puede sentir en confianza con vos?
  • ¿Considerás que esto ayuda a que haya cada vez mayor sinceridad?
  • ¿Creés que esta posición genera transparencia?

Quizá tu pareja no tenga razón, pero si te abrís a escuchar, quizá sea más fácil construir acuerdos y crear una relación, más sincera y honesta, pero si vos solo culpás, no das espacio para que la relación sea sana.

¿Qué ganás con esta actitud?

Cuando tu pareja habla con fundamento, en buen tono, con un buen gesto. No te está atacando, quiere hablar, para crecer.

Si tu pareja te hace ver cosas, que de pronto podrían mejorarse ¿Por qué no podés ser una persona más receptiva?

Ahora, si tu forma de reaccionar, llevan a tu pareja a pensar que todo es su culpa, tarde o temprano, las vías de comunicación se van a romper. Esto por supuesto que va a causar grandes conflictos.

Te invito a detenerte un momento en este artículo: https://rafaelramoscr.com/pareja/cosas-que-no-debes-permitir-relacion-pareja/

¿Qué consecuencias trae esto?

Cada vez habrá menos comunicación, puede que tu pareja:

  • Empiece a crear mayor distancia.
  • Es muy posible que haya más frialdad.
  • Es probable que cada vez haya más pereza de hablar.
  • Podría ser que las respuestas sean cada vez más escuetas, los silencios más prolongados y las actitudes más evasivas.

En fin, pueden pasar muchas cosas. Todo esto es el resultado, precisamente de que, en cada diálogo con vos, tu reacción es no aceptar nada, justificás tus posiciones sin mayor explicación y proyectás tu responsabilidad en tu pareja, como si ella fuera la responsable de tus actitudes. Si esto es así ¡Vas por mal camino!

¿Vos pensás antes de actuar?

¿Qué le aporta a vos y a tu pareja tus reacciones impulsivas?

¿Por qué te cuesta aceptar que sos responsable de algo que no está bien?

Aprender a escuchar y tomar en serio lo que dice nuestra pareja, es un principio fundamental para el amor sano.

El amor no tiene que ser perfecto, pero se vuelve sencillo, cuando éste se expresa a través de una comunicación propositiva, cuando algo no está bien.

El reto es que juntos, puedan construir una posición que permita la conciliación de sus diferencias, para fortalecer la motivación de estar juntos.

Pero cuando vos hacés sentir a tu pareja, que todo es su culpa, vamos por muy mal camino, pues deja de tener sentido hablar con vos, los problemas no se resuelven y la desilusión se va a apoderar de ambos.

Cuando no se asume la responsabilidad el silencio nos gana

Cuando el silencio se apodera de una persona en una relación o en ambos. Simplemente, porque no son capaces de asumir sus cuotas de responsabilidad, se van a crear una serie de temas sin resolver.

Esto va a propiciar el desencuentro, reacciones muy fuertes, momentos tristes, situaciones frustrantes. Que sólo van a causar dolor, enojo y desencanto.

¿Cuál creés vos que va a ser la consecuencia lógica? Posiblemente, todo se va fragilizar, las bases de la relación se desmoronan poco a poco. Ante cualquier conflicto, pueden surgir todos aquellos elementos que, desde el resentimiento, el rencor y la no resolución, llevamos en nuestro corazón, creando cada vez más momentos tensos, fuertes y frustrantes.

Quiero invitarte a ver este video ¿Las cosas te salen mal? Pensá en esto.

Asumir nuestra responsabilidad nos da libertad

Todos podemos decir “lo siento”, “perdóname”, “tenés razón”. Esto ayuda mucho, y propicia un clima de diálogo positivo y constructivo.

Que nos oriente a resolver, pero cuando hay una oposición evasiva, o proyectamos la responsabilidad en nuestra pareja, sólo nos estancamos.

En aquellos elementos que crean conflictos, entrando en discusiones absurdas, cada vez más fuertes e hirientes. Incluso violentas o agresivas, matando de esta forma el amor.

Todo es tu culpa

Es una forma infantil e inmadura de estar en una relación. Todos tenemos que tener la capacidad de revisar ¿qué aportamos al conflicto?

Todos podemos asumir actitudes sanas, que ante la crítica constructiva, te lleven a crecer y fortalecer el afecto.

¿Cuál es tu capacidad de cambio para enfrentar un tema difícil? Vos lo podés asumir, como un plan de desarrollo personal.

Analizar, con una escucha prudente, no es nada heroico. Vos lo podés hacer. El reto es revisar si nuestras expresiones son justas, equitativas y con fundamento. Si no es así, dejá de culpar a tu pareja y asumí el cambio.

El cambio depende de vos

Todo esto suma para bien, fortalece la relación. Cuando nos damos la oportunidad de vivir, desde la conciencia de cambio, nos acercarnos el uno al otro.

Pero si proyectamos la responsabilidad, evadiendo nuestra negatividad, nuestra complicación. No sólo no vas a crecer a nivel personal, sino que vas a arruinar tu vida en pareja.

Creando una vida compleja, que la larga te va a llevar a la soledad ¿Tiene esto algo de sentido para vos?

¿Por qué proyectas la culpa en la otra persona?

  • ¿Será acaso que tus inseguridades te hacen ser una persona evasiva?
  • ¿El orgullo se apodera de vos?
  • ¿La arrogancia te gana la partida?
  • ¿Sos una persona que se resiste al cambio?
  • ¿Has asumido el desinterés como estilo de vida?
  • ¿Considerás que esta actitud está bien?
  • ¿De verdad te considerás perfecto(a)?
  • ¿Vos siempre vas a tener la razón?

¿Sos una persona complicada? ¿Es tu pareja una persona complicada? Te invito a escuchar este audio.

No todo es culpa de tu pareja

Es importante hacer un proceso de crecimiento personal, para poder sanar nuestras heridas, y no dejarnos llevar por emociones desbordadas y desordenadas. que lo único que hacen es bloquear la comunicación.

Cuando te permitís ser una persona abierta, madura y sensata. Se posibilitan la confianza y la cercanía.

¿Para qué? Bueno para que tu pareja pueda expresar lo que siente, piensa y desea. Una buena actitud, permite también que tu pareja se sienta apoyado(a).

Lo cual construye diálogos con sentido, orientados al cambio. Favorece que se propicie un clima de estabilidad emocional. Pero sobre todo crea un sentido de pertenencia positivo, que ayuda a evitar la presencia de conflictos.

Todo esto nace en tu capacidad, de decir “si tenés razón, me equivoqué, lo acepto, lo asumo”. De esta forma te abrís al proceso de cambio.

Cuando proyectamos la culpa en nuestra pareja

Simplemente vamos a crear una relación fría, distante y sin sentido. Esto poco aporta y poco suma a la salud emocional.

Ahora te pregunto

  • ¿Tenés una posición justa?
  • ¿Te gustaría que te trataran como vos tratás a los demás?
  • ¿Realmente no sabés que sos el responsable de todo esto?
  • ¿Te das cuenta que con esto lástimas a tu pareja?
  • ¿Creés que el amor es eterno?
  • ¿No te das cuenta que esto tarde o temprano va a dañar tu relación?
  • ¿Cuándo vas a asumir el cambio?

Me encontré esta nota sobre chantaje emocional, que me parece oportuno compartírtela: https://www.diariolasamericas.com/bienestar/chantaje-emocional-cuando-la-pareja-nada-es-suficiente-n4126982

Bueno, te dejo todo esto por acá, espero pueda ayudarte en tu reflexión, te mando un gran abrazo ¡Nos vemos pronto.

Dr. Rafael Ramos

www.rafaelramoscr.com

Oficina: 2290-1383.

WhatsApp: 8881-1304.

Entrada anterior
Comunicación efectiva. Nosotros nunca llegamos a nada
Entrada siguiente
Te lo prometo, esta vez va en serio

También te puede interesar

Menú
A %d blogueros les gusta esto: