Herramientas para aprender a sanar la soledad

Cuando todo se acaba hay que estar claros, necesitamos “Herramientas para aprender a sanar la soledad”. Nuestra forma de ver las cosas cambia todo. Creemos que no queda nada, excepto el dolor de lo perdido.

El recuerdo de los buenos momentos que alimentan muchas veces en nuestra vida las falsas esperanzas, a veces el miedo a lo que vendrá, que implica vivir con la incertidumbre de haber tomado la decisión correcta, de ahí la importancia de implementar “Herramientas para aprender a sanar la soledad”.

Te dejo este otro tema para ampliar tu visión sobre la soledad: https://rafaelramoscr.com/desarrollo-personal/es-la-soledad-mala-tipos-de-soledad/

Herramientas para sanar tu soledad
Herramientas para sanar tu soledad

No veás solo las pérdidas.

Esta es una forma de ver las cosas, un tanto dramática y negativa, pero hay otros enfoques. Cuando todo se acaba es un cierre, también es un principio. Comprender que es un cierre es una de las primeras “Herramientas para aprender a sanar la soledad”. Cuando una relación se termina inicia una etapa en la que podemos dar espacio a un proceso de sanación interior.

Se necesita sanar para cerrar el duelo:

  • Inicia una etapa de análisis, para modificar conductas.
  • Se requiere identificar, comprender y aceptar todo aquello que no funciona bien en nosotros para poder cambiarlo.
  • Se hace necesaria la soledad con un espacio de recuperación que se convierte en una obligación personal para nuestro crecimiento.

Cuando todo se acaba, una de las principales “Herramientas para aprender a sanar la soledad”. Es  comprender qué, es el momento del perdón a nosotros mismos. Esto implica:

  • Tener una esperanza realista.
  • Establecer objetivos de crecimiento.
  • Dar espacio al desapego, en la medida que fortalecemos nuestro ser interior.
  • Trazar nuevos comienzos y apaciguarse, es decir crear nuevas experiencias.
  • Evitar precipitarse, este proceso implica: lectura, búsqueda de terapia, fortalecer nuestras relaciones, volver a creer en nosotros, para abrazar la vida con amor.

Este artículo te va a ayudar, te invito a leerlo: https://rafaelramoscr.com/desarrollo-personal/por-que-la-soledad-me-hace-sentir-incomodao/

Frente al dolor.

Recordemos que con mucha frecuencia cuando todo se acaba, trabajar en sanar el dolor, es una de las “Herramientas para aprender a sanar la soledad”, que mas nos ayuda a crecer. Al terminar el dolor nacen las posibilidades de replantearlo todo.

Es el momento de empezar a ver la vida nuevamente con ilusiones. Cuando todo se acaba, queda la sabiduría de lo aprendido, si pasamos de la tristeza al análisis realista, así se reelabora el dolor.

No podemos pensar que la vida se acaba cuando termina una relación. Una de las “Herramientas para aprender a sanar la soledad”, es comprender que terminó un proyecto, no la vida, este es el momento de la fortaleza, fe, de las acciones y las decisiones.

Otra de las “Herramientas para aprender a sanar la soledad”. Es ver este proceso como un momento de lucha y compromiso con nosotros mismos. Cuando todo se acaba no podemos seguir mirando hacia atrás. No se puede seguir añorando lo perdido. No podemos apegarnos a los recuerdos positivos. Es momento de ser realistas para volver a creer y así poder crecer.

Vamos más a fondo con este otro tema: https://rafaelramoscr.com/desarrollo-personal/soledad-ante-la-ruptura/

Acá te dejo esta conversación con la colega Carolina Uribe, sobre conceptos claves: Dependencia, apego, desapego y mucho más.

Todo renace cuando trabajamos en nuestro crecimiento personal.

Modificar tu forma de ver las cosas es realmente importante, otra de las “Herramientas para aprender a sanar la soledad”. Es pensarte de esta forma:

  • Soy el creador de las ideas que tengo para enfrentar la vida. Así que si vos te has llenado de ideas negativas, ideas que no te dejan crecer y te dejan estancado(a) en el dolor, vamos con esto ¿De qué te sirve esta carga de ideas? ¿No será este el momento de dejar todo esto botado? Para dejar de sentirse víctima, y asumir la vida con un sentido de “Autoresponsabilidad”.
  • Decido tomar solo lo que me haga crecer. Esta claro, todos sabemos lo que no nos hace bien, lo que no nos ayuda, lo que nos deja goma moral, espiritual, emocional o física. Deja todo lo que no te hace bien, si no sabés cómo hacerlo, buscá ayuda, pedí consejo, porque el sufrimiento no es una opción.
  • Lo que no te sirva, que no te estorbe. Tomá tiempo para sacar lo viejo, si tenés amigos que no te ayudan, entonces, ¿Serán amigos? ¿Si no dormís bien porque pasás viendo tv? Por qué no lo sacás del cuarto, si tenés vicios o malos hábitos, o cambiás o en algún momento vas a enfermar tu cuerpo y tus emociones.

Te dejo estas preguntas para tu reflexión:

  • ¿Cómo ves este proceso en tu vida?
  • ¿Qué vas a soltar?
  • ¿Qué cambios vas a hacer ya?

Quizá podás ver este otro tema: https://rafaelramoscr.com/desarrollo-personal/tras-divorcio-separacion-aprende-vivir-soledad-esperanza/

Herramientas para sanar tu soledad
Herramientas para sanar tu soledad

Sos el protagonista de tu historia

Sí, pensar, actuar y abrirse a cambiar, sana tus heridas, accionar de forma diferente es una de las “Herramientas para aprender a sanar la soledad”, que mas te va a ayudar, pues te abre a experiencias nuevas.

Te invito a leerte a vos mismo(a) de esta forma.

  • Decido dejar en el pasado, todo lo que me paralice en el presente. Vos podés seguir viendo para atrás, pero esto es miedo, miedo a la vida, miedo al cambio, no te permitás más esto. Lo que salió mal, ya no se puede arreglar, aprendé la lección y caminá con la frente en alto. Buscando solo aquello que te haga bien.
  • Cada día se puede comenzar de nuevo, esto es lo maravilloso de cada amanecer, que nos da decenas de nuevas opciones.
  • Me pongo frente al espejo y decido amar la imagen de mi cuerpo. Acéptese, pero si algo no esta bien, cambiá la dieta, hacé ejercicio, dejá la lamentación y póngase en acción.
  • Doy gracias por cada capítulo de la historia de mi vida, aún cuando quisiera borrar algunos.
  • Todo es para bien, todo son experiencias, todo es para nuestro beneficio si me permito ver la vida con mayor optimismo, puede que no todo haya sido perfecto, pero recordá el pasado es trampolín, para lo que viene, no es una tumba que nos mata en vida.

Quiero que trabajés con estas preguntas:

  • ¿Qué temas te mantienen paralizado(a)?
  • ¿A qué me comprometo hoy?
  • ¿Cuáles temas tenés que cerrar?

Confía y creé en vos.

Por tanto, recordá, no somos la suma de nuestros dolores, somos la suma de toda nuestra vida, tenés que ver las cosas de forma integral. Ver nuestra vida como un todo, no solo leerla a partir de un fracaso amoroso es otra de las “Herramientas para aprender a sanar la soledad”, que tenés que asumir en el día a día.

Así que te invito a conectar con esta forma de pensar.

  • Aprendo a reírme de mí mismo(a), porque ya no me voy a preocupar por encajar y quedar bien con los demás.
  • Aprendo a ser yo mismo(a). Rompé con los perfeccionismos, dejá atrás tus complejos, aprendé a hablarte bonito, pues la autoestima nace en el buen trato que nos damos cada día.
  • Perdono todo aquello y aquellos, a los que les he permitido que con sus palabras y acciones me hayan lastimado. El perdón es para crecer, para salir de la cárcel de la amargura, del dolor, el perdón es para sentir la conciencia tranquila, hacerlo es amarnos de forma sana.
  • Dejo ir todos mis apegos, y me permito ser libre, de todo lo que me ha hecho conformista.
  • Aprendé a vivir tranquilo, con lo que tenés, no seas conformista, pero antes de buscar afuera, revisá tu casa interna, es decir tu corazón, pues muchas veces andamos por la vida, tratando de llenar vacíos, cuando en realidad, lo mejor es aceptarlos y tratar de no crear nuevos.
  • Me doy cuenta, que puedo cambiar mi lenguaje y ser una persona más positiva. De que te sirve ser una persona reactiva y negativa ¡No! dejá esto atrás, que de tu boca solo salgan palabras que sean constructivas, que con tus palabras se puedan crear puentes con los demás, en lugar de construir murallas.

Vamos un poco más con tu reflexión, trabajá con estas preguntas:

  1. ¿Cómo te tratás a vos mismo(a)?
  2. ¿Estás trabajando en tu proceso de perdón hoy?
  3. ¿Cómo están tus temas no resueltos hoy?
  4. ¿Estás construyendo puentes o murallas? ¿Por qué?

¿Si quiero estar solo o sola? ¿Todo bien?

Si la decisión de tu proyecto de vida, a nivel afectivo es estar solo o sola, bendita sea esta decisión, cuando detrás de ella existe la motivación para establecer una relación profundamente sana con vos mismo(a). Si tu decisión es estar solo(a) entonces, abrazá la vida con pasión.

Es importante tener en cuenta algo muy importante “la soledad es una opción profundamente válida”. Es decir adicionamos el deseo de nutrir nuestra vida de otras cosas, llenarla de proyectos que nacen en la felicidad, no en la frustración.

La soledad como proceso es absolutamente sana cuando, surge a partir de la convicción y el deseo por trazar un camino que no es el miedo al asumir una relación de pareja. La soledad sana es aquella que te permite caminar con un sentido completo y no de rechazo al amor, se caracteriza porque hay paz y sentido de realización.

Un concepto sobre una visión sana de la soledad.

  • La soledad sana no añora los amores perdidos, encuentra un presente en el que la persona se siente realizada.
  • Desde la soledad sana se relaciona con el mundo con una mirada de felicidad y serenidad, pues no es el resultado de los problemas emocionales anteriores, sino que ésta se descubre como una opción que se transforma en una convicción, por tanto no hay dudas.
  • La soledad sana es aquella que permite ver la vida como un hermoso camino en el que las penas y las alegrías son parte de ella, pero se deja la nostalgia de lo que no se tuvo.
  • Cuando la soledad tiene estos ejes entonces, es un proceso rico, pues dejamos atrás los enojos, la tristeza, la desilusión, el desencanto. Nos reenamoramos de la vida.
  • A partir de la decisión de ver la soledad como un proyecto personal, haciendo uso del ejercicio de la libertad emocional, desde el que la persona se siente completa, madura y abierta a la esperanza.

 Vamos mas a fondo en tu reflexión:

  • ¿Cuál es tu concepto de soledad?
  • ¿Cómo es tu soledad? Es decir, cómo afecta en positivo o negativo tu vida.
  • ¿Te agrada lo que estas viviendo hoy?
  • ¿Has abrazado el camino de tu soledad como una  fuente de realización?

Sí, lo sé, a veces no es fácil, pero no podes quedarte solo con el dolor. Espero que este artículo te ayude a ir más allá del dolor, sin negarlo, toca vivirlo, pero la vida esta llena de oportunidades a muchos niveles si cambias tu forma de pensar.

Te dejo este artículo complementario que podría ayudarte: https://psicologiaymente.com/social/superar-la-soledad

Dr. Rafael Ramos

www.rafaelramoscr.com

Oficina: 2290-1383.

WhatsApp: 8881-1304

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

También te puede interesar

Entrada anterior
¿Dejar el pasado y el dolor atrás?
Menú